S'ha produït un error en aquest gadget

dissabte, 15 d’octubre de 2011

Seguramente en Montserrat colegio nuevo dentro de 4 años

La partida para nuevas inversiones en infraestructuras de la Conselleria de Educación tendrá una dedicación especial: acabar con las aulas prefabricadas que salpican la geografía valenciana. Así lo explicó ayer el responsable del departamento, José Císcar, en una entrevista concedida a lasprovincias.es en la que los internautas tuvieron la oportunidad de interrogarle sobre diferentes cuestiones de su competencia, como el futuro decreto sobre el trilingüismo o el plan contra el fracaso escolar.
Respecto a las aulas provisionales, hay que recordar que el presidente Alberto Fabra anunció su intención de eliminarlas a lo largo de la legislatura, es decir, en los próximos cuatro años. Ayer Císcar avanzó que las futuras inversiones se centrarán en aquellos colegios que cuentan con instalaciones de este tipo. «Hay que construir nuevos centros, y también Centros de Iniciativa Social (concertados). Desgraciadamente, no podemos hacerlo al ritmo de los últimos años, pero sí al ritmo necesario para eliminar las aulas prefabricadas. Tenemos que priorizar, construir donde todo el centro o gran parte del mismo son aulas prefabricadas», dijo.
Respecto al plan contra el fracaso escolar, apuntó a la creación de contratos programa con los colegios, «un compromiso que firma la Conselleria con cada centro, que tendrán incentivos económicos o de otro tipo en función de los objetivos que se cumplan».
También se refirió al contenido del borrador del decreto sobre el trilingüismo anunciado por el anterior conseller, Alejandro Font de Mora. Aunque se negociará con los diferentes agentes de la comunidad educativa, dijo que el documento contiene algunas cuestiones específicas, como que «las zonas castellanoparlantes quedan excluidas de la aplicación del decreto en cuanto al valenciano, aunque no en cuanto al inglés». El proyecto prevé igualar las materias que se imparten en las dos lenguas oficiales además de priorizar la aplicación de la extranjera. De hecho, no se descarta adaptar el peso de cada lengua vehicular en función de las zonas lingüísticas de la Comunitat.
También habló del borrador de real decreto que prepara el Ministerio de Educación y que abre la puerta a la fusión de universidades públicas con el objetivo de ahorrar costes. Císcar no se mostró partidario de llegar a este nivel en el caso valenciano, aunque sí valoró positivamente que se compartan recursos, como personal, instalaciones o proyectos de investigación. «Veo más factible la interacción entre las universidades, unir las sinergias que genera cada una», sentenció.
Por otro lado, la Conselleria abrió ayer la convocatoria extraordinaria de becas de comedor. Con una dotación de tres millones, beneficiará a 15.000 nuevas familias que se quedaron sin ayuda en el proceso ordinario. Así, las que alcanzaron los 16 puntos (el corte se quedó en 17), recibirán del 70% de la subvención, mientras que las que sumaron 15 tendrán un 40% del total.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada