S'ha produït un error en aquest gadget

dissabte, 15 d’octubre de 2011

Menos becas de comedor ... para algunos, siempre pagan los mismos

La Federación de Padres de Alumnos (FAPA Elx), se hizo eco ayer de «el caos y el desasosiego» que están provocando las decisiones y forma de actuar de la dirección territorial de Educación en las familias de los escolares ilicitanos.
Según la Federación, los centros educativos aún tienen bajas y jubilaciones del profesorado sin cubrir, tras casi un mes de clase, y señalaron que esta situación está afectando a institutos como La Torreta y el Sixto Marco y también a algunos centros de Infantil y Primaria.
Asimismo lamentan que el horario escolar aprobado en los últimos consejos escolares del pasado curso, «lo deniegan con el curso ya comenzado».
También se quejan de que la dirección territorial haya suspendido los cursos de formación del profesorado, que venía impartiendo el Cefire. Protestan por el hecho de que esta circunstancia suponga un trastorno para los padres y sus hijos, que ya habían programado actividades extraescolares para los niños esa tarde libre. Agregan que esos «cambios caprichosos» no se producen en otras localidades de la Comunidad Valenciana.
Desde la FAPA afirman que consultadas fuentes sindicales de la Plataforma en Defensa de la Educación Pública, «piensan que se trata de una maniobra encubierta para que los Cefire desaparezcan y que, si no hay demanda porque tienen que dar clase, no ofertarán cursos de formación».
La Federación señala «como causante de todo el malestar de los padres al director territorial de Educación en Alicante, Antonio Valero». Por otro lado, denuncia otros problemas educativos como el retraso en el pago del gasto corriente de los centros por parte de la Generalitat y del bono libro en los colegios que lo han gestionado de forma conjunta y globalizada. Aseveran que son estos colegios y las asociaciones de padres las que se ven obligadas a pagar el material y los libros a las editoriales.
En esta misma línea, otro de los asuntos que más preocupa a los padres se refiere a la demora en el cobro de las becas de Secundaria para hacer frente al pago de los libros.
Asimismo denuncian que las familias no fueran informadas hasta el lunes de si tenían aprobada la beca del comedor de sus hijos.
Alegan que la situación de las familias no ha cambiado «llevan años subsistiendo como pueden, los precios no dejan de subir y se hace imposible llegar a fin de mes y con todo este panorama deciden subir la nota de corte para poder cobrar la beca del comedor».
Un hecho que está llevando a las asociaciones a recoger firmas y adoptar otra serie de iniciativas contra esta decisión, ya que el 50% de los demandantes de las becas no la han conseguido. 

1 comentari:

  1. La cuestion es que mientras a quienes les hace falta la beca de comedor por tener verdadera necesidad, a otros solo por el hecho de vivir en las afueras de una poblacion, se le dan estas becas aunque se tengan ingresos , en algun caso desorbitados, ¿no creen que habria que repartir un poco mas? aqui falta algo de JUSTICIA SOCIAL

    ResponElimina